Posteado por: Yamil Domínguez | marzo 14, 2011

Que se hiciera justicia

Escrito por: Wilfredo Vallín Almeida

El caso se abrió una tarde, cuando dos mujeres, una, la esposa y otra que resultó ser la hermana de un cubano residente en la Florida, detenido hacía ya muchos meses por un delito de tráfico de personas vinieron a verme a mi domicilio.
Este delito se refiere a individuos que, mediante pago, se dedican a trasladar personas a veces en buenas embarcaciones y otras veces en no tan buenas, a los Estados Unidos u otros lugares.
En el Código Penal cubano vigente puede leerse en su artículo 348.1:
El que penetre en el territorio nacional utilizando nave o aeronave u otro medio de transporte con la finalidad de realizar la salida ilegal de personas, incurre en sanción de privación de libertad de diez a veinte años.
Por todo lo anterior, inicialmente me pareció uno de esos casos que acostumbramos a rechazar en la Asociación Jurídica Cubana, o sea, una sanción aplicada conforme a lo que establece la ley y correcto el procedimiento seguido por las autoridades.
No obstante, ese era el criterio de las damas que se habían presentado a verme , según las cuales su familiar había sido (y estaba siendo) sometido a una enorme injusticia.
Escuché a mis interlocutoras que, y les solicité, sí la tenían, me mostraran la sentencia, lo que hicieron de inmediato. Mientras leía, comencé a cambiar mi primera impresión y, al finalizar ya estaba convencido de que las cosas no marchaban muy claras con lo sucedido a Yamil Domínguez Ramos.
En un artículo que vio la luz bajo el titulo Resultando Probado Que…expuse mi total convicción de que a ese joven nacido en Cuba pero ciudadano norteamericano, no se le había probado nada y decidimos ayudar a sus familiares. Comenzó así una verdadera lucha jurídica y cívica de la sociedad civil cubana en ayuda de un compatriota necesitado de ella.
Pronto apareció el blog Injusticia Notoria, donde se publicó todo lo que sus familiares entendieron contribuiría a verter claridad sobre la verdad en este caso y que tan arbitrariamente había sido conducido desde el punto de vista procesal y ético.
Por si lo anterior fuera poco, y cuando parecía que se perdía toda esperanza, Yamil acudió a un recurso desesperado y que solo se asume cuando se está totalmente convencido de la razón que nos asiste: una huelga de hambre que se prolongó más de cien días…. Y que lo llevó a ser hospitalizado con riesgo para su vida.
Muchísimas personas mostraron su preocupación y solidaridad ante este joven víctima de un proceso que dejaba entrever la injusticia notoria.
En un momento culminante de esta historia, el viceministro primero de justicia emitió una carta donde señalaba las irregularidades que habían matizado el proceso de Yamil Domínguez y orientaba dar un giro a los acontecimientos coincidiendo con nosotros en que los Resultando Probados del tribunal juzgador no demostraban la culpabilidad del joven prisionero.
Reconocimos este gesto del viceministro primero en una publicación que titulé Honor a quien Honor merece.
No obstante, Yamil tuvo que ir a una segunda huelga de hambre ante la intransigencia ciega que no quería admitir que él era inocente de lo que ilegalmente se la había imputado SIN RESULTAR PROBADO QUE…
Tuve oportunidad de visitarlo en la prisión en dos ocasiones. En ambas no pude evitar recordar a la entrada del Combinado del Este aquella frase tan famosa del infierno de Dante: “Aquellos que entren aquí, abandonad toda esperanza…” Pero también venía a mi mente esta otra frase, esta vez del Maestro: “Todos llevamos en los corazones aquella esperanza que no muere jamás”.
Hace un momento, al llegar al hogar, mi esposa con una sonrisa radiante, me dijo que acaba de hablar con Yamil… desde su casa con su familia…ya en libertad.
Entonces, felicidades a Yamil, Inés María, Aya, Marleny a los blogueros, a Julio Alfredo y a todos los que hicieron posible que, al fin, se hiciera justicia.

Anuncios

Responses

  1. Asi como la libertad de Yamil y tambien de su familia tiene que suceder para esos miles,miles y miles que sufren injustas prisiones en Cuba .Los cubanos tienen que unirse y despertar para que llegue el dia de decir : no mas opresion , no mas tirania . no mas humillacion Y no mas lagrimas en esas familias que sufren hoy del mismo modo que sufrio la de Yamil. Felicidades Yamil y familia por esa digna libertad que supieron exigir.Te convertistes en un ejemplo y prueba de que ante hombres como tu y familia las tiranias no tienen lugar . el dia que cien familias como la tuya con cien hombres como tu encaren la injusticia como lo hicieron ustedes la tirania tiembla , con mil se desmorona .

  2. Querido Vallin:
    Que orgullo saber que existan abogados como usted en nuestro pais para consolidar el triunfo de la libertad que m esas imminente cada dia.
    Supe de su existencia despues que vi el documental Razones Ciudadanas y por casualidad chequeando los blogs de Cuba supe que fue usted quien asesoro legalmente al joven Yamil y su familia.
    Como madre como cubana y como ciudadana americana le doy las gracias por ser tan dedicado a la causa.

  3. Yamil,
    ya estas em liberdad, muy bueno, felicitad,
    gracias,

  4. yamil , mi hermana esta pasando por algo parecido a lo tuyo por favor , necesito hablar contigo, gracias

    • Lisette; no habia escrito por mucho tiempo para mi blog porque tenia muchas cosas que hacer a mi regreso. Lamentablemente no habia visto tu comentario. Dime en que te puedo ayudar si es que aun tienes esa necesidad. Me puedes escribir a mi email: yamildominguez@gmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: