Posteado por: Yamil Domínguez | enero 10, 2011

Carta a Fiscalía General de la República de Cuba.

 

A: Fiscalía General de la República de Cuba

 

Yo, Inés María ramos Nápoles, ciudadana cubana, con C.I:40012108557 y vecina de Calle 4 No.119 entre 1ra. y 3ra. Playa, Ciudad de La Habana, pongo en conocimiento la situación de mi hijo Yamil Domínguez Ramos, ciudadano estadounidense de origen cubano, al encontrarse en huelga de hambre y sed desde el 30 de diciembre del 2010.

En abril del pasado año, presentamos Revisión de Causa ante el Ministerio de Justicia y, colateralmente, mi hijo inició una huelga de hambre, reclamando la revisión de su caso, siendo abandonada después de 107 días a raíz del informe realizado por el propio Viceministro Primero de Justicia: Urbano José Pedraza Linares , en el cual solicita al Tribunal Supremo la Revisión. Posteriormente en agosto de este mismo año, el Tribunal Supremo acoge la solicitud, realiza vista y dicta sentencia (Sentencia No.120/2010) anulando la sentencia sancionadora y retrotrayendo el proceso a la fase preparatoria.

En el mes de octubre, la instrucción amplió las investigaciones, siendo el resultado de estas favorables a Yamil y cierra el dictamen en el mes de noviembre con una supuesta entrada ilegal.

Desde el 6 de diciembre el instructor de fase preparatoria entregó el expediente (EFP: 97/2007) a Fiscalía, solicitó el cambio de medida cautelar al igual que la abogada que representa a mi hijo y de esto no se dio nunca respuesta por parte de la Fiscalía y hasta la fecha no acaba de pronunciarse en su informe conclusivo, conllevando a que Yamil se encuentre hoy en tal posición.

Mi hijo permanece en el Pabellón de Seguridad del hospital Militar Carlos J. Finlay, donde se había recuperado después de la larga huelga de hambre.

En esencia Yamil tiene tres años y tres meses privados de libertad, cuando ha rebasado el máximo de la sanción por el delito que se le procesa. Espero de ustedes la máxima comprensión a este caso. Soy una persona enferma, operada de cáncer de mama, hipertensa y otros males que son soportables ante el dolor que sentimos mi familia y yo por la situación de mi hijo. Vale señalar que en los primeros 7 días, encontrándose en un hospital, no había recibido atención médica.

Después de sólo 4 meses de recuperación ha adoptado esta posición pues ni siquiera se le ha concedido el cambio de medida y así poder permanecer en el domicilio legal donde resido hasta que termine el proceso y con esto, evitar perjuicios irreparables.

No hay razón alguna que justifique la permanencia ni un minuto más de Yamil en el Pabellón de Seguridad del Hospital.

Me encuentro desesperada, por favor escúchenme y eviten males mayores.

 

 

Inés María Ramos Nápoles.

Dada en Ciudad de La Habana, a los 7 días del mes de enero del año 2011.

Anuncios

Responses

  1. LIBERTAD SIN CONDICIONES PARA YAMIL BASTA YA DE ABUSOS CONTRA YAMIL Y SU GRAN FAMILIA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: