Posteado por: Yamil Domínguez | octubre 6, 2010

Carta al Departamento de la Seguridad del Estado

23 de septiembre de 2010

“Año 52 de la Revolución”

A: Departamento de la Seguridad del Estado

Por medio de la presente, yo Yadaimí Domínguez Ramos, vecina de Calle 4 No.119 entre 1ra. y 3ra. Miramar, Playa, Ciudad de La Habana, necesito poner en su conocimiento la situación de mi hermano Yamil Domínguez Ramos, ciudadano estadounidense, donde en Sentencia 120/2010 del Tribunal Supremo Popular se anula la sentencia sancionadora y aún permanece privado de su libertad en espera de una reinvestigación.

La dilación del caso de Yamil Domínguez, caso sui-géneris, donde se quebrantaron todos los derechos civiles y la propia Constitución de la República, es inadmisible. Tras las rejas debieran estar los criminales que por razones políticas, abuso de poder, desconocimiento de las leyes y/o deficiente interpretación de éstas y bajo el peor sentimiento de un ser humano: la envidia, actuaron de mala fe y, en su actuar, ridiculizaron el Sistema Judicial y la imagen de Justeza que pregona el Estado Cubano. El próximo 13 de octubre mi hermano cumplirá tres años de injusto encarcelamiento. Un hombre que no perjudicó la seguridad de este país, ni tenía como propósito hacerlo. Entró a aguas jurisdiccionales cubanas, dirigiéndose todo el tiempo hacia un puerto internacional, con toda la documentación en regla y bajo condiciones meteorológicas desfavorables, causa que no pudo crear ni evitar. Además, como planteó en su informe el Viceministro Primero de Justicia, Yamil no ofrecía ningún peligro si se tiene en cuenta sus continuos viajes al país, cuatro de ellos por vía Cancún, cuestión fundamental para haber tenido presente a la hora de confiscarle su embarcación propia y la cual ocurrió tres meses antes del juicio oral. Esta barbarie resulta significativa, pues descubre claramente las intenciones del Órgano de la Seguridad del Estado, o sea, Yamil ya estaba sancionado antes de presentarse la vista.

Desde el comienzo de esta tragedia, nos dirigimos a todas y cada una de las instancias del país, siendo el Ministerio del Interior la puerta que más tocamos, pero sólo encontramos oídos sordos, que en su momento, hubiesen evitado que las cosas llegaran hasta este punto, comprometiendo el prestigio del Sistema Judicial. Excelente ha sido el trabajo realizado por el Ministerio de Justicia, a raíz de presentar Solicitud de Revisión de la causa, particularmente el informe del Viceministro Primero, promoviendo dicha Revisión. También vale destacar la labor de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular en su sentencia 120/2010.

Hoy Yamil Domínguez permanece en el pabellón de Seguridad del hospital Militar Carlos J. Finlay, tras una huelga de hambre que se prolongó por 107 días y la cual se vio obligado a asumir ante el silencio y la desfachatez de todos los responsables del injusto encierro, así como el cinismo de quienes atendían nuestro reclamo, sin inmutarse ante la evidente injusticia. Sólo depuso su huelga cuando comenzó a ver los primeros pasos de la anhelada Justicia con el informe antes mencionado del Viceministro Primero. Hoy todavía Yamil continúa en su encierro, mientras el Ministerio del Interior busca,  rebusca e inventa algún elemento que pueda exonerarlo de su inocencia. Tememos que inicie nuevamente el rechazo de alimentos al no tener cargos en su contra, según Sentencia 120/2010 y tener que seguir permaneciendo privado de todos sus derechos, cuando debiera, al menos, estar en nuestro domicilio legal hasta que termine el proceso. Cuando una familia recorre caminos sin cansarse, agotando todas y cada una de las instancias internas; cuando se decide a hacer público internacionalmente el vil hecho; cuando un joven se somete a realizar tres huelgas de hambre, decidido en ésta última a ir hasta el final, entonces lo menos que merecemos es respeto y, sobre la base de ésto, ir al fondo del asunto. Yamil es un hombre culto, sincero, con principios y valores, que se ha ganado la admiración de los que han tenido la oportunidad de conocerlo. Otros, que no lo conocen directamente, también lo aprecian por su manera de ser y su convicción de luchar, desde su posición, por la verdad y la justicia.

Politizaron el caso desde el principio y manipularon a la sala juzgadora, sin imaginarse que el fraude y la mentira se les irían de las manos. Ahora el Tribunal Supremo le dio la posibilidad al Ministerio del Interior de “resolver” lo que hace tres años debieron hacer. Esperemos que quienes están a cargo del caso, no cometan los mismos errores de los primeros, reconozcan la injusticia notoria que se cometió contra Yamil y, por consecuencia, contra su familia y de esta manera limpiar la imagen del Órgano que representan.

Nuestro gran pensador José Martí dijo: “Se cede en lo justo, y lo injusto cae solo”. Desde esta óptica que indica tan hermoso pensamiento, podemos afirmar que Yamil recuperará su libertad y todo lo que le obligaron a perder, pero es necesario con premura, porque el tiempo es lo único que no se recupera jamás. Sólo esperamos que no se dilate una investigación que únicamente conduciría al convencimiento de las equivocaciones imperdonables de los autores de tan repugnante injusticia, mientras un hombre de bien continúa privado de la belleza de la vida. El tiempo prolongado sólo servirá para falsear la verdad y caer en el mismo vacío y fraude en que se incurrió todo este período.

Yamil no está solo. Miles de personas están con él. En la medida que se prolongue su injusto encarcelamiento, se nos unirán más. Hoy contamos con el valioso dictamen del Tribunal Supremo Popular, amparado por el Ministerio de Justicia. La VERDAD es una y está con nosotros.

“En la justicia no cabe demora: y el que dilata su cumplimiento, la vuelve contra sí”.

                                                                                                                    José Martí.

Yadaimí Domínguez Ramos.

CC:

  • Consejo de Estado
  • Ministerio del Interior
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: