Posteado por: Yamil Domínguez | junio 7, 2010

“Decisión difícil de tomar”

Escrito por: Yadaimí Domínguez

 A menudo escucho el vocablo “indisciplina”. Por supuesto, existen distintos tipos de indisciplinas, teniendo en cuenta el lugar y el modo en que se ejecutan, así como quien o quienes la realizan y las consecuencias que de ellas pueden derivarse. En este post pretendo describir una de las indisciplinas en que puede incurrir una persona que se encuentra privada de su libertad, bajo un régimen penitenciario. Me refiero a “la huelga de hambre”. Todas las prisiones tienen su propio reglamento y cualquier actividad que, en cierta medida, altere su orden, no debe ser aceptado como tal. La lucha pacífica de una persona, a través de la huelga de hambre o rechazo de alimentos, como también se le conoce, es un derecho humano, independientemente del lugar que por necesidad, tenga que llevarla a cabo. Al insistir un hombre en esta lucha, donde pone en riesgo su vida, lo menos que merece es ser atendido y escuchado. Convencida estoy que hay casos y casos, como en todas las esferas de la sociedad, pero dudo que, quien no tenga una razón justa y verdadera que le asista, se lance a esta vía. Primero, porque el deseo de saciar el hambre es mucho más que deseo, es una necesidad. Tal es así que una tropa entrega antes las armas que la comida. Segundo, porque el instinto de conservación del ser humano es extremadamente fuerte y sólo el convencimiento de la verdad y de los principios, constituye la fuerza capaz de destruir dicho instinto. Mi hermano, que desde el 14 de abril, decidió luchar pacíficamente, en espera de que su causa se revise con todas las garantías constitucionales y con ello se logre justicia, tiene una convicción profunda que lo ayuda a sostenerse, apostando más por la solución justa y verdadera que por un desenlace sin regreso. Esta lucha que hoy ejerce puede ser catalogada como “indisciplina” por los oficiales penitenciarios pero, no es una falta mayor que la cometida contra él, desde aquel 13 de octubre del 2007. A todos los que, a propósito y con toda intención, estuvieron involucrados en la injusta condena impuesta a mi hermano, me gustaría llamarlos indisciplinados pero, este término es demasiado pequeño para los que cometen tal barbarie. Criminales es el vocablo que más se aproxima a estos entes.

Anuncios

Responses

  1. el esta dejando de comer por que quiere ,que mejor diga la verdad antes que su teatro se caiga lo siento mucho por su mama pero por el que es un descarado. dios es grande y sabe todas las mierda que el ha hecho por eso esta donde ,las persona que se la dan de vivo como el jajajaja esta donde se lo merece .

  2. Verdad??Pues claro, iba a recoger a su novia y me pregunto: Eso es tráfico de personas y que las autoridades cubanas digan eso…???Luego de tantas balsas, Peter Pan y tantas historietas…Por favor!!!10 años…!!y es que juegan con los añitos como si fuera beber un vaso de agua…”si matas una vaca, 20 años”…parece esto ya un país musulmán…Y te recomiendo(al anónimo) que escribas con propiedad…al menos con algo de respeto…pero para eso antes debes de ir a la escuela, porque parece que no quedaste bien aprendido!!

  3. Bueno, finalmente se coló un Troll en el blog y eso no es malo, sinó todo lo contrario. En términos informáticos un Troll es un ser desagradable que se cuela para crear polémica, insultar y faltar, buscando agitación y pelea por gusto.
    Precisamente esa agitación nos conviene pues cuanto mayor sea más eco tendrá en los medios y más gente conocerá del caso Yamil.

    Otra teoría es que el que se haya colado sea un ciber-policia de la seguridad del estado, que en lugar de ganarse el pan honradamente para alimentar a su familia se dedica a robárselo a los demás. Estos suelen tener problemas de identidad sexual, pero eso es otro tema.

    Y la última teoría es que simplemente se trate de un hijo de puta. Así que familiares y amigos de Yamil, yo no me molestaría mucho y dejaría que voceara todo lo que le viniera en gana. Cuantos más seamos, mejor.

  4. Para el anónimo,troll o ciber-policia de la seguridad del estado.
    No hay nada para vencer y favorecer una inteligencia emotiva como la confianza en uno mismo, principalmente para alguien que esté interiorizando problemas con pequeños complejos. He oído decir: “Cambia tu pensamiento, controla tu modo de pensar al respecto de ti mismo, y tu conducta cambiará”. Detrás de nuestros pensamientos y palabras está la confianza (o desconfianza) que cada cual posee sobre si mismo. Nunca tengas miedo de sentarte un rato a pensar, y recuerda: “No juzgues si no quieres ser juzgado”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: