Posteado por: Yamil Domínguez | mayo 15, 2010

“Las inspecciones”

Escrito por: Yamil Domínguez

 Una práctica insidiosa de este campo de concentración donde me encuentro es la imposición de deberes ante la privación de tus derechos, el típico AUTORITARISMO.

 Las inspecciones son de lunes a viernes. El área de la Compañía tiene que estar limpia, las camas tendidas, los reclusos deben estar pelados y afeitados. Pero, los oficiales inspectores no observan las crueles condiciones inhumanas y de hacinamiento en que vivimos, las goteras que nos caen de las aguas albañales  de los pisos superiores, donde nosotros mismos tenemos que pegar nylon en los techos con astillas de jabón para protegernos de esa inmundicia. La prisión exige, pero no provee ningún implemento de limpieza. Las familias son quienes nos suministran escoba, frazada de piso, detergente y hasta no hace mucho el foco que mi familia me trajo, era el que iluminaba el área y, después que instalaron una lámpara, el foco lo trasladamos para el baño, que hasta ese entonces, estaba oscuro. La lámpara solo funciona en la noche porque durante el día interrumpen el fluido eléctrico, por lo que la celda parece una cueva. La oscuridad no nos permite leer o escribir, sin correr el riesgo de forzar la vista con todas las consecuencias que ello acarrea.

La celda es de 117SF, donde convivimos 9 personas, no hay circulación de aire y la humedad es enorme. Cuando lavamos la ropa, demora en secar y el olor después de secada es insoportable. El tanque donde almacenamos el agua fue facilitado por un familiar. La prisión nos entrega un jabón de baño y uno de lavar todos los meses, insuficiente para mantener una higiene adecuada, más si tenemos en cuenta que Cuba es un país tropical. Nos asignan mensualmente, una máquina de afeitar desechable con una sola cuchilla, la cual tiene una vida útil de dos afeitadas no más. El tubo pequeño de pasta dental nos debe durar 3 meses.

Aquellos internos que no tienen familia o que ésta no pueda económicamente proveerlos de aseo personal y otros productos necesarios, sufren mucho más las condiciones infrahumanas y son más propensos a las enfermedades contagiosas, aunque también influye en esta última la alimentación, de la que he hablado en otros post.

El autoritarismo y el despotismo continúan día tras día. Quienes inspeccionan, debieran reportar lo que realmente necesitamos que se nos garantice. Yo no formo parte de esta fachada. Cuando se me respeten mis derechos, entonces podrán exigirme.  

 

Anuncios

Responses

  1. Ánimo Yamil. Ni te hundas ni dejes que te hundan. Que no se salgan con la suya. Aunque no tengo claro lo de la huelga de hambre hasta sus últimas consecuencias. ¿Quién va a ganar? ¿Tú o ellos? Con tu desaparición tu familia sufrirá eternamente mientras que los sin conciencia te olvidarán al minuto siguiente. Sé fuerte pero no te dejes vencer. A cojones ganas tú, ya lo has demostrado.

  2. Muchas gracias por su comentario.
    Yamil ha demostrado mucho valor, pero más aún tiene la verdad en las manos. Prefiere morir por algo, que vivir por nada. Claro que su familia sufrirá eternamente si algo malo le sucediera, le hemos pedido que desista pero, él nos dice que en este país no existe mecanismos legales que no hallamos reclamado y, nada funciona. Ya está saturado de tanta espera, mentira y falsetad.
    Familia de Yamil.

  3. mira no sean mas descarara o descarado el esta ahi por que el que hace mal a la gente se paga entre mal;tierra y cielo todo se sabe y 1o anos es poco lo que se merece ese descarado


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: