Posteado por: Yamil Domínguez | marzo 13, 2010

“La libertad”

Escrito por: Yadaimí Domínguez

Foto de: Orlando Luis Pardo Lazo

Al pensar en el significado de la palabra LIBERTAD, lo interpreto como el derecho que tiene toda persona a actuar sin restricciones, siempre que sus actos no interfieran con los derechos equivalentes de otras personas.

La libertad de pensamiento, de expresión, de movimiento, de prensa forman parte de los derechos civiles y, mientras éstos no vulneren el derecho al honor o la intimidad de otra persona, no deben ser restringidos.

En Cuba es nula la libertad de expresión; el pensamiento es limitado e incluso puedes ser sancionado por razones subjetivas. El caso de mi hermano es un ejemplo representativo de ésto. Por otra parte, no hay libertad de prensa, evidenciando el por qué la mayor parte de los cubanos, desconocemos de nuestras propias realidades. No tener acceso al sistema de antenas y ser extremadamente cara la conexión a Internet por una hora en un Hotel o Cibercafé, incrementa aún más el desconocimiento y por tanto frena nuestro derecho a la información.

Si los medios informativos fueran libres entonces posibilitaría, por citar un ejemplo, que los ciudadanos no tuviesen que ausentarse a su trabajo para acudir a procesos judiciales. La prensa debiera ser el sustituto del ciudadano y, a través de los medios, informaría para que la ciudadanía pueda actuar a la luz del conocimiento. Una prensa autónoma logra la confianza del público para que investigue la corrupción, exponga la mala administración de la justicia (Cuba la está necesitando) o las operaciones ineficientes de un órgano de gobierno; pero desgraciadamente en Cuba se acalla a los medios.

Por último, escuchaba las palabras del Canciller cubano Bruno Rodríguez Padilla ante el Consejo de Derechos Humanos el pasado 3 de marzo. Discrepo con algunas de sus ideas, pero no es mi objetivo enumerarlas en este post. Sólo quiero referirme cuando expresó la promoción por parte de los Estados Unidos de las salidas ilegales de Cuba, a través de la Ley de Ajuste Cubano y me pregunto: ¿Acaso Cuba no promueve la salida ilegal al no concederle el permiso de salida (Tarjeta Blanca) a cubanos que tienen el visado del país destino?

No tapemos el sol con un dedo, veamos su luz y sus manchas. No critiquemos y divulguemos lo ajeno. Si nos concentramos en los principios básicos e inmutables, donde los derechos de cada individuo estén protegidos, entonces podremos validar en Cuba lo que el cartel anuncia.

 “El hombre que clama vale más que el que suplica: el que insiste hace pensar al que otorga. Y los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan.”

                                              José Martí. (Obras Completas, Tomo IV, pag.177)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: