Posteado por: Yamil Domínguez | marzo 1, 2010

¿Qué será peor?

Escrito por: Yadaimí Domínguez

 En víspera del Día de San Valentín, en el periódico Granma se publicó una noticia relacionada con el impedimento a un surfista francés de realizar un trayecto de Estados Unidos a Cuba por restricciones del bloqueo contra la isla.

No pongo en duda la información dada por el Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, más por la importancia atribuida a dicha noticia al aparecer en la primera página del diario, pero al leerla me asaltaron ciertas inquietudes que necesito compartir.

La negativa del Departamento del Tesoro (según referencia) a la posibilidad del surfista de navegar en aguas territoriales cubanas constituye un peso en el diario noticioso más importante del país. Sin embargo, el caso de Yamil Domínguez, quien navegó por aguas jurisdiccionales dirigiéndose a un puerto internacional, en busca de protección temporal ante la inalterable y peligrosa situación meteorológica, constituye un cruel bloqueo de Cuba al cumplimiento de las leyes marítimas internacionales y una violación de derechos humanos, pues no sólo adoptó posición negativa y brutal ante el derecho elemental de un hombre de preservar su vida sino que armó el cuerpo de un delito por el que un ser honesto y trabajador cumple 10 años de condena. Éste es uno de los numerosos casos que debieran publicarse en la prensa nacional.

Otra de mis dudas es ¿por qué no informaron el nombre del blog del decepcionado surfista?

Créanme me gustaría visitarlo, quizás aporte en su bitácora personal más detalles que pudieran conmoverme y convencerme de que realmente vale la pena divulgar su decepción. El bloqueo de Estados Unidos no hubiese impedido, cuestionado y mucho menos condenado a Yamil (ciudadano norteamericano) arribar a un puerto cubano por fuerza mayor, con todos los riesgos que implica el estar en una prisión. Ojalá Martin Gaverieux tenga en un futuro cercano la oportunidad de entrenar su deporte en nuestras aguas sin ninguna restricción, pero también que pueda leer la triste historia de mi hermano una vez que salió de Florida en octubre del 2007. Convencida estoy que le servirá para sentirse más aliviado al conocer casos mucho peor.

La entrada del francés a Cuba fue denegada por  EE.UU, pero continúa gozando de los placeres de la vida y el calor de su familia. La entrada de Yamil a La Habana no dependía de un deseo propio, sino de una enorme necesidad. Actualmente está despojado injustamente de todo lo que hoy disfruta el surfista francés.

Anuncios

Responses

  1. El blog del surfista frances

    http://martin-defis.blogspot.com/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: