Posteado por: Yamil Domínguez | febrero 27, 2010

“Sollozos de mis seres amados”

Escrito por: Yamil Domínguez

El jueves 11 de febrero tuve visita con mi madre, mi hermana, mis sobrinos que representan en mi vida lo mismo que mis hijas; también disfruté de la presencia de mi esposa y esta vez faltó nuestro guardián (su hijo) quien estaba con estado gripal, pero aún así derramó sus pequeñas lágrimas porque no quería dejar de verme.

Disfrutamos la compañía y conversamos de varios temas, pero muy adentro sentíamos la nostalgia de que en apenas 3 horas nos tendríamos que separar físicamente, pues nuestras almas no se desconectan jamás. Sé que cuando se alejan del lugar donde los recibo, no contienen esas lágrimas que durante la estancia logran dominar, esas lágrimas de dolor, de impotencia por tan angustiosa situación y maldad. Pero, si un gobierno piensa que su poder se fortalece con las lágrimas producto de sus injusticias, tendrá que saber que se desmorona como gobierno a una velocidad descomunal; cada lágrima por lo injusto viene de esas almas cristalinas que saben amar y el amor que continuamente crece en sus espíritus los hace crecer como personas mientras que se estanca el que carece de tan divino sentimiento.

Las gotas de agua que salen de los ojos de un ser amado no pueden ser vistas como la angustia insostenible provocada  por la crueldad de un gobierno; por el contrario, son la expresión visible de la belleza y la pureza de su alma, que también derrama lágrimas, pero no por ser invisibles a la vista dejan de ser dolorosas. Las lágrimas de nuestros seres queridos aportan la fuerza indestructible para luchar contra lo injusto y el ímpetu para defender lo que amamos. Sus mejillas mojadas  son tan inevitables como las gotas de rocío en las flores de cada mañana. El amor es sólo real y verdadero en aquellos que se levantan para defenderlo mientras los falsos, temerosos y llenos de impiedad esconden la calumnia que levantan otros cobardes. Lo hacen consciente o mecánicamente, sin percatarse que la pasión y la ternura resumida en el amor son magias capaces de construir templos desde las ruinas. No puede hablar de este tema quien no sea capaz de sentir el valor de defenderlo y caminar con él y por él, aún sobre los bordes más filosos de los más atemorizantes precipicios.

Ese jueves sentí de los míos el calor de sus abrazos, tan reconfortante como el cálido amanecer de la ansiada primavera después de un largo invierno. Me pregunto cuándo volverá ese renacer y salir de estos fríos muros como hielos, pero tengo la percepción que un día no muy lejano se derretirán al calor del amor creado entre lágrimas de tantos millones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: