Posteado por: Yamil Domínguez | febrero 21, 2010

“Globalización”

Escrito por: Yamil Domínguez

Hace tiempo estaba por escribir con relación a un tema que escucho mucho por la televisión, repitiendo como autómatas lo que el gobierno proclama, como si supieran realmente lo que hablan. Es común ver todavía como en este siglo XXI los funcionarios del gobierno cubano están tan desinformados o quizás lo hacen porque practican la doble moral a su conveniencia.

Desde niño escuchaba de manera distorsionada el tema del liberalismo y la democracia como contrapuestos al sistema comunista, los veía equívocamente como prácticas insidiosas que existían en el  capitalismo. Al crecer y despertar del sueño infantil, incorporé a mi cerebro el significado real de estos términos, así como el valor de la existencia de una sociedad demócrata para aquellos individuos que amen la libertad; claro está que mi crecimiento físico no estuvo aparejado del despertar al que me refiero, pues este último sucedió cuando pisé tierra norteamericana.

Quisiera expresar mi punto de vista sobre la llamada “Globalización”, un vocablo como los anteriores criticado frecuentemente por el gobierno cubano y todos los que a su  alrededor son ecos del desconocimiento de su significado. Ambiciono el momento en que los cubanos puedan leer sobre estos temas a través del Internet, que el espacio virtual sea accesible para todos sin ningún tipo de restricción, donde puedan emitir y recibir opiniones como una simple conversación telefónica. Hasta hoy, resulta muy difícil, que los pobladores de la mayor de las Antillas, enfrenten la realidad dentro del mundo oscurecido por su régimen, creyendo  que sólo aquí hay muchos colores y fuera el universo se acaba. Si fuera así, ¿por qué no darle al pueblo cubano la posibilidad de comparar por ellos mismos y no por lo que el gobierno se empeña en hacerles creer?

La globalización comenzó a mediados del siglo XIX, con la revolución industrial en Europa, disminuyendo su paso en el siglo XX con la primera guerra mundial. Su segundo período fue después de 1945 con la tendencia hacia una integración económica internacional. En su etapa inicial se caracterizó por las ventajas agrícolas,  el incremento poblacional y la migración. La segunda fase tuvo como características propias el fluido de los productos manufacturados y capitales, cambios tecnológicos como la transportación aérea de un continente a otro; la creación del microchip, facilitando mover grandes volúmenes de información y dinero con únicamente oprimir una tecla. Globalización es el término referido a una nunca antes mayor integración económica del planeta y sobretodo, unidad de actividades financieras donde cada cual no sólo es libre de vender y comprar sus productos en las plazas o villas, sino que se haría entre estados soberanos, incluyendo continentes. Además, esta acción se efectuaría sin limitaciones ni el control absoluto de un gobierno, pues no se trataba de secretos militares  o armas nucleares, sino que se comercializarían productos de mercado para poblaciones civiles. Era el libre mercado en el planeta.

Muchos piensan que los productos extranjeros que son más baratos deben ser sustituidos por concepto de importación y fabricar ese mismo producto, más encarecido, pero nacional, sin percatarse que los productores domésticos dañan y son dañados, afectando seriamente la economía. Éstos que se niegan al mejoramiento y desarrollo de la productividad desde el exterior son llamados “patriotas”, manteniendo una postura contra los daños infligidos por un país foráneo y, esos que se resisten a semejante teoría, al incremento de los precios, que ven el desarrollo como el libre comercio sin limitaciones, son considerados reaccionarios. El libre comercio puede ser visto como una forma de agresión externa para las sociedades cerradas, pues desarrolla las formas liberales de pensamiento y, por supuesto, además de beneficiarse los ciudadanos con el comercio internacional, los beneficiarios superan ampliamente el número de los que sufren pérdidas.

En Cuba los únicos que ganan son los dueños de la isla y los que alrededor de ellos responden a sus intereses; claro está que son una minoría en comparación con todo un pueblo, ganan mientras los dueños quieran y a su conveniencia. La globalización no es más que el fruto de las libertades económicas y tecnológicas al servicio de la humanidad y donde el hombre deja de tener dueño para convertirse en su propio dueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: